Mi vida a través de una ventana

Levanto la mirada y vagamente puedo ver como la luz tenue de la luna se cuela en mi ventana, el silencio y el frío se hacen intensos y mi corazón deja de sentir. Es el único momento del día qué no puede hacerme daño, el resto, duele, esta es mi vida, esta es mi soledad.

Un único sonido en la magnificencia del silencio y la paz de la noche “Agnes Obel-Dorian” me enamore de está canción un día de invierno en un Pub in Glasgow.

Quisiera no pensar ni sentir…

Diciembre del 2014 un año que ya casi da a su fin , una vez más la época nos invita a hacer balance del año y mejores propósitos. Siempre pensamos que el año nuevo será mejor, lleno de esperanza, de paz y amor, pero que estupidez más grande.

Haciendo mi retrospectiva he de decir que ha sido el año más duro de mi vida, empezando por perder mi trabajo, seguido de los que yo creía que eran mis buenos amigos, sin motivo aparente han desaparecido de mi vida sin más, con razón decía y sigo diciendo que desde hace tiempo me siento invisible, he pasado hambre mucha hambre, jamas me había visto tan hundida en la miseria, me he sentido más sola que nunca, sin amigos, sin familia, luchando sola ante tal brutal adversidad, solo he tenido el amor incondicional de mis gatos, que triste verdad!!!

Pero claro, todo esto tiene efectos secundarios y al parecer suele ser un efecto nocivo que no siempre se manifiesta, y si lo hace, la intensidad varía según el individuo.

 

Algo me ha quedado muy claro, una vez más me he demostrado a mi misma, que no me hace falta nadie, que no necesito gente a mi lado, gente que no supo apreciar mi apoyo y mi cariño y ante todo que soy muy capaz de atravesar un campo estéril, cenagoso, o rocoso yo sola, no tengo miedo a luchar, ni a pasar penas, ni hambre, ni siquiera al dolor, pero si me aterra el ver como ha dejado de existir el amor incondicional y el apoyo moral hacia las personas.

Porque soñar me hace feliz, porque amar es vivir… Sonrió.

Ahora busco desesperadamente un calendario del 2015 para dejarlo sobre la mesa y poder contar su propia historia….O quizás mi próxima historia.

Comments are closed.